Que honor cuando me invitan a ser parte de un momento tan especial como es una boda. Y más aún cuando los novios han sido amigos desde la infancia.

Así sucedió esta vez cuando Yasna y Daniel me confiaron el retratar uno de sus días más especiales, el 18 de enero de 2020, en las afueras de Temuco.