Cada año el icónico grupo chileno Illapu tiene al menos un gran concierto cerca de fin de año, ya sea en el Teatro Caupolicán o, como en esta ocasión, en el Movistar Arena.

Lo especial de este concierto fue que se realizó cuando aún había estado muy reciente el “estallido social chileno” con protestas y movilizaciones en todo el país, por lo tanto cobraba aún más relevancia tanto por el contexto histórico como por la participación activa del grupo en el movimiento social desde hace muchos años. Todo esto junto con que la primera mitad del concierto fue la obra “El grito de la raza” que contó con la narración del actor Luis Dubó.

Emotivo y potente.

A continuación parte de los resultados de mi trabajo de fotografía durante la jornada.