Esta sesión express de comida navideña tuvo una particularidad: todas las fotos fueron hechas con un teléfono móvil, disparando en la más alta calidad disponible (RAW) y los resultados no dejan de sorprender.